fbpx

Atencion prenatal: 5 consejos importantes

atencion prenatal en malaga

La atención prenatal es la piedra angular de un embarazo, trabajo de parto y un bebé saludable.  Esto es debido a que, durante todo el embarazo, los controles prenatales se utilizan para garantizar que tanto la madre como su bebé progresen de la mejor forma posible, independientemente de su condición previa de salud. 

El control prenatal brinda la oportunidad de obtener respuestas a las preguntas y dudas más comunes, y la relación que desarrolla con el obstetra influye en una sensación de mayor comodidad y confianza con los cambios que ocurren en el cuerpo. Una excelente atención prenatal también la hará sentir más cómoda y segura cuando comience el parto.

Al momento en que se sospecha el embarazo se debe hacer una cita con su médico especialista para asegurarse de esa condición y comience la atención prenatal lo antes posible.

Los 5 recomendaciones de la atención prenatal que hemos seleccionado son:

1. Cuidar la salud

Hablamos de salud y nos referimos tanto a la madre como a su bebé en crecimiento. Si bien la mayoría de los embarazos se desarrollan de manera perfectamente normal,(después de todo, los cuerpos de las mujeres fueron diseñados para estar embarazadas y dar a luz), las visitas prenatales detectan cualquier posible problema de salud, como anemia, diabetes gestacional o preeclampsia, que pueden tratarse cuando se detectan temprano y evitar riesgos de complicaciones.

2. Vigilar la nutrición

Es posible que la dieta tenga que pasar por algunos cambios para satisfacer las necesidades nutricionales del bebé. El médico dará información muy específica sobre su ingesta dietética recomendada durante los tres trimestres del embarazo, incluido lo que no debe comer. En cuestión de cantidades de comida, con un bebé solo necesita unas 350 calorías adicionales por día, lo más importante es proporcionar los alimentos necesarios con nutrientes que se requieren en mayor cantidad en cada etapa. Toda esta información, y más, se proporcionará en las citas prenatales.

3. Mantener un registro del desarrollo fetal

El crecimiento del bebé es un indicador importante de cuán bien se está llevando el control del embarazo. Durante sus citas, su médico medirá el abdomen desde el esternón hasta la parte superior de su hueso púbico. Estas medidas la ayudan a ver cómo está creciendo el bebé. Las ultrasonidos serán cronometrados estratégicamente para verificar el género y el desarrollo de su bebé, así como detectar algún tipo de anormalidad en el crecimiento y en la cantidad de líquido amniótico.

4. Programar estudios especiales

Dependiendo de su edad, historial médico e historial familiar, el obstetra puede recomendar ciertas pruebas. Por ejemplo, una amniocentesis es una prueba que se realiza durante el segundo trimestre. Se usa principalmente para verificar anomalías genéticas, como el síndrome de Down, para verificar la salud del bebé si tiene sensibilización Rh que ocurre cuando su bebé tiene un tipo de sangre diferente al de la madre y sirve también para verificar la madurez de los pulmones del bebé. También se pueden recomendar otras pruebas.

5. Preparación para el parto

La forma como se establece ese plan depende de la información que tenga sobre los procedimientos de parto y posparto. Las visitas prenatales ofrecen la oportunidad de discutir estos procedimientos, posibles escenarios, preguntas y preocupaciones con el médico. Esto incluye aprender sobre los riesgos y beneficios de cada intervención o tratamiento disponible para cada caso en particular.

Ir arriba