fbpx

Consejos para un embarazo feliz durante el verano

embarazo en el verano

A pesar de la alegría por el embarazo, un embarazo durante el verano puede provocar incomodidad en la mujer. Como si no fueran pocos los cambios que sufre el cuerpo de la mujer durante el embarazo para provocar molestias, los factores medioambientales pueden llevar a que el embarazo sea más complicado de lo que es, sobre todo en el verano.

La época de verano son los meses más cálidos, y las altas temperaturas y la humedad pueden provocar diversos desafíos adicionales a las mujeres embarazadas, ya que puede serle difícil combatir el calor ahora que están en la dulce espera.

El American College of Obstetricians and Gynecologists (ACOG) (en español, Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos) recomienda que las mujeres embarazadas eviten que su temperatura corporal esté por encima de 102.2ºF (grados Fahrenheit) (39ºC, grados centígrados).

La temperatura corporal de una mujer embarazada se incrementa con frecuencia producto del embarazo alrededor de 0.4ºF (grados Fahrenheit) (-17.55ºC, grados centígrados) por encima de los 98.6ºF (grados Fahrenheit) (37ºC, grados centígrados), temperatura normal del cuerpo.

En las mujeres embarazadas que se encuentra en el primer trimestre, la temperatura corporal es un problema de vital importancia. El aborto espontáneo es un riesgo durante la etapa temprana de gestación, pues las altas temperaturas pueden provocar la interrupción de la producción de proteínas vitales. 

A continuación ofrecemos algunos consejos para que las mujeres embarazadas tengan un verano feliz.

Beber mucha agua

Frecuentemente recordamos la importancia de beber suficiente agua para el correcto funcionamiento del cuerpo. Debido al embarazo aumenta la necesidad de consumir agua, la mujer embarazada debe estar atenta en mantener o aumentar el consumo de agua o líquidos.

En el verano el riego de deshidratarse es alto, ya que es muy probable que perdamos agua a través de la sudoración. Debido a que la deshidratación en las mujeres embarazadas aumenta el riego de un parto prematuro, las mujeres embarazadas deben estar atentas y mantenerse debidamente hidratadas.

Usar protector solar

Así como es importante beber suficiente agua para mantenerse hidratado, también es importante proteger nuestra piel. Cabe destacar que muchas mujeres no saben que durante el embarazo la piel se vuelve más sensible a la luz solar, ya que la piel estirada es mucho más delicada.

Las mujeres embarazadas deben acostumbrarse a usar diariamente un protector solar, especialmente durante el verano, inclusive si no piensan estar todo el día bajo el sol. Es recomendable que pasen más tiempo en la sombra, y usar ropa protectora.

Combatir la hinchazón

Uno de los síntomas molestos que deben afrontar las mujeres embarazadas es la hinchazón. Esta se debe a los cambios hormonales producidos por el embarazo, que provocan que el cuerpo retenga agua. La hinchazón resulta aún más molesta en el verano, ya que suele empeorar con las altas temperaturas.

Para combatir la hinchazón en la parte baja del cuerpo se recomienda intentar levantar las piernas mientras se recuesta, para ayudar a que el flujo sanguíneo pueda regresar cómodamente hacia el corazón. Este síntoma puede empeorar si se pasa largos períodos de tiempo sentado o de pie, por lo que se debe asegurar de tomar descansos para caminar o sentarse.

Otra causa de la hinchazón es el consumo excesivo de sodio, el sodio hace que se retenga agua. En este caso se debe reducir la ingesta de sal, e incrementar el consumo de agua para eliminar el exceso de sodio en el cuerpo.

Vestir con ropa cómoda

Apreciamos que quieran vestir a la moda durante el embarazo, las mujeres embarazadas deben evitar usar ropas ajustadas e incómodas, especialmente en el verano. Deben usar ropas ligeras, transpirables y holgadas.

Esto les permitirá a estar frescas bajo el sol, y además evitarán los problemas que pueden surgir por usar ropa ajustada tales como irritaciones e infecciones por hongos.

Encontrar la confianza

Muchas mujeres embarazadas luchan por sentirse cómodas con su cuerpo cambiante. La falta de confianza con su cuerpo puede incrementarse en el verano, ya que es probable que las mujeres embarazadas tengan que mostrar algo más de piel para soportar las altas temperaturas.

Si una mujer embarazada se encuentra con esta falta de confianza en el verano, debe tomarse el tiempo para consentirse y hacer las cosas que la hagan sentir bien consigo misma. Los gustos varían de una mujer a otra. Algunas de las excelentes opciones que tienen para aumenten la confianza son ir al gimnasio, (broncearse sin luz solar), ir a la peluquería o hacerse manicura y pedicura.

Pero si escoge ir a un spa, debe asegurarse de que el tratamiento sea seguro tanto usted como para el bebé.

Tómatelo con calma

Un embarazo en el verano, no implica que una mujer embarazada deba permanecer encerrada dentro de su casa. Pero debe tomar las debidas precauciones para combatir las altas temperaturas. Una mujer embarazada debe actuar con calma para detectar debilidad, fatiga, aturdimiento o sed excesiva.

Si la mujer embarazada es amante de la playa y normalmente suele pasar horas enteras bajo el sol, es muy probable que su resistencia haya disminuido con el embarazo. Ante la primera señal de cualquiera de los síntomas mencionados, debe dirigirse inmediatamente al interior de la casa, acostarse y beber agua (o una bebida de reemplazo de electrolitos (por ejemplo Gatorade)).

Estos síntomas pueden llevar a un problema más grave, si no mejora pronto llame inmediatamente al médico.

No dejar que el embarazo te impida divertirte en el verano

Finalmente las mujeres embarazadas no deben dejar que el embarazo les impida divertirse en el verano. La clave para que disfruten en el verano, es divertirse de forma inteligente y responsable. Deben intentar relajarse y disfrutar el verano.

Muy probablemente sea más difícil encontrar el tiempo para realizar las actividades de los adultos luego de que nazca el bebé, por lo que deben aprovechar el verano para para disfrutar lo más posible.
Como hemos visto el verano no representa un problema a la hora del embarazo. Con estos consejos podrán tener un verano feliz y seguro tanto para usted como para el bebé.

Allí donde estés este verano, estamos contigo. Videoconsulta Disponible

Recuerda estamos abierto, si tienes alguna consulta sobre tu control de embarazo no dejes de visitarnos o solicita tu video consulta online.

Ir arriba