fbpx

Embarazo Gemelar

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

¿Te acabas de enterar que estas esperando gemelos o mellizos? No te asustes, pocos meses después de dar a luz, la mayoría de los padres que han atravesado la misma situación afirman que son muy felices.

Los embarazos gemelares siempre son algo especial: de cada mil embarazos unos pocos son gemelares, y en la mayoría de los casos son mellizos. Este tipo de embarazo se está produciendo cada vez con más frecuencia. Aquí te presentamos todo lo que debes saber sobre embarazos gemelares.

¿Qué son los embarazos gemelares?

Los embarazos gemelares se produce bien sea de forma natural, o con ayuda de técnicas de reproducción asistida.

La frecuencia de estos embarazos se ha incrementado un 70% en los últimos 30 años. Este incremento se produce por el uso de técnicas de reproducción asistida.

Tipos de embarazos gemelares

Los embarazos gemelares pueden ser:

Monocigóticos o gémelos idénticos

Son aquellos que tras la fecundación de un óvulo por un espermatozoide se forma un huevo, el cual en los primeros 14 días se desarrolla y sufre una división cuyas causas son totalmente desconocidas. De esa división se generan dos huevos idénticos, denominados gemelos.

Se caracterizan por ser del mismo sexo, y por ser físicamente idénticos.

Dentro de este grupo hay varios tipos:

Monocorial-biamnióticos
Son aquellos que comparten la placenta, pero cada uno tiene su propio saco amniótico.

Monocorial-monoamnióticos
Son aquellos que comparten la placenta y el saco amniótico.

Bicorial-biamnióticos
Son aquellos donde cada gemelo tiene su propia placenta y su propio saco amniótico.

Dicigóticos o gemelos no idénticos
Son aquellos que se producen por la fecundación de dos óvulos por un espermatozoide cada uno. Esta unión de gametos puede ser espontánea, porque puede que la mujer en un ciclo menstrual tenga dos óvulos en un ovario, o uno en cada ovario. El 75% de los embarazos gemelares son de este tipo, son denominados mellizos.

Se caracterizan porque los mellizos pueden ser ambos del mismo sexo o de sexo diferente, y pueden tener características físicas distintas como sucede con hermanos nacidos de embarazos distintos.

Complicaciones y riesgos de los embarazos gemelares

Si tu embarazo es gemelar, se considera de alto riesgo. A pesar de que actualmente la mayoría de estos embarazos llegan a término, y ambos bebés nacen sanos, es muy importante conocer las posibles complicaciones que pueden presentarse durante el embarazo y que afectan tanto a la madre como a los fetos y es por ello de la importancia de llevar un exhaustivo control del embarazo

Las principales complicaciones que pueden presentarse en los embarazos gemelares son:

Aborto

Se incrementa el riesgo de ambos fetos. Otra posibilidad es que un embrión no se desarrolle y sea reabsorbido, el superviviente generalmente no tiene problemas en su desarrollo

Parto prematuro

Tienen mayor riesgo de parto pretérmino o prematuro, esto requiere vigilancia médica más estrecha.

Preeclampsia precoz

La preeclampsia es una enfermedad relacionada con el embarazo que consiste en un aumento de la presión arterial.

Diabetes gestacional

Es una de las complicaciones más frecuentes en los embarazos gemelares. Suele presentarse en la segunda mitad del embarazo, justo en el momento en que la función de la placenta está mejor definida. En ese momento comienzan a producirse en mayor cantidad las hormonas tiroideas y el lactógeno placentario debido a la gestación de dos fetos, estas hormonas son hiperglucémicas y elevan los niveles de glucosa en sangre, y funciona como bloqueo a la insulina desencadenándose la diabetes gestacional.

Al no haber suficiente insulina en el cuerpo para combatir el incremento de los niveles de glucosa en sangre, y esta complicación empeora a medida que avanza el embarazo, puede que sea necesario aplicar insulinoterapia.

Anemia

Es la disminución de la capacidad de los glóbulos rojos de transportar oxígeno o hierro que es muy usual en las mujeres embarazadas. El volumen sanguíneo aumenta un 75% en los embarazos gemelares, con lo que aumenta el riesgo de padecer anemia.

Si la madre llega a padecer anemia durante el embarazo tiene mayor probabilidad de precisar una transfusión sanguínea tras el parto sino se trata.

Parto por cesárea

Con frecuencia al menos uno de los fetos está en una mala posición, y el médico recomendará realizar una cesárea.

Síndrome de transfusión feto-fetal

Solo se presenta en los embarazos gemelares monocoriales, es decir, en los que comparten la placenta. Los cordones umbilicales están conectados a la misma placenta, y puede generarse conexiones entre los vasos sanguíneos de ambos fetos.

La complicación surge cuando uno de los fetos transfiere sangre al otro, el cual recibe demasiada sangre. El que transfiere se llama donante y recibe poco alimento, y el que recibe receptor y recibe alimento en exceso. El donante no crece lo debido, orina poco y tiene escaso líquido amniótico.

El receptor crece y orina mucho, y tiene demasiado líquido. Si este síndrome aparece de forma precoz en el embarazo, y no recibe el tratamiento requerido hay un alto riesgo de muerte de ambos fetos. Afortunadamente los embarazos monocoriales son los menos frecuentes. 

Seguimiento de los embarazos gemelares

Nuestra Clínica Ginecológica en Málaga cuenta con una unidad de Diagnóstico Prenatal para el control y revisiones de estos embarazos de  riesgo.

En Clínica Pérez-Bryan encontrarás un excelente equipos de ginecólogos altamente capacitados y experimentados para el seguimiento de tu embarazo gemelar, realización de ecografías en alta resolución para el diagnóstico y estudio de las patologías que puedan afectar al feto durante su vida intrauterina.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba