fbpx

Infección por clamidia

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

La infección por Clamidia o clamidiasis es una infección muy común y 100% tratable. Es una infección de transmisión sexual. Es especialmente frecuente en mujeres jóvenes entre 15 y 24 años de edad.

Afecta tanto a hombres, como a mujeres La Organización Mundial de la Salud (OMS) reporta cada año 90 millones de nuevos casos de esta enfermedad a nivel mundial. A continuación presentaremos todo lo que necesita saber sobre esta enfermedad.

¿Qué es la infección por Clamidia?

Es una infección de transmisión sexual producida por la bacteria Chlamydia trachomatis. Las personas infectadas con Clamidia por lo general no muestran síntomas externos en etapas tempranas de la enfermedad.

Alrededor del 90% de las mujeres y del 70% de los hombres con infección de transmisión sexual no manifiestan síntomas. Pero la Clamidia puede provocar problemas de salud en el futuro.

La infección por Clamidia o clamidiasis no tratada puede desencadenar severas complicaciones, por lo que es recomendable hacerse con cierta regularidad exámenes de detección de Clamidia, y hablar con el médico ante cualquier duda.

Causas de la infección por Clamidia

Las principales formas de contagio son el sexo sin condón y sexo oral sin protección. No es necesaria la penetración para contraer esta infección. Otra forma de contagio es tocar los genitales juntos. También puede contarse en el sexo anal.

Los bebés recién nacidos pueden contraer esta infección en el momento del parto. La mayoría de las pruebas prenatales incluyen la prueba de detección de Clamidia, pero no es mala idea hacer el descarte nuevamente en el primer chequeo prenatal.

Rara veces se da infección por Clamidia en el ojo, ocurre por el contacto oral o genital con el ojo. Una persona que ya anteriormente tuvo esta infección y la trató exitosamente puede contraerla nuevamente.

¿Qué tan común es la infección por Clamidia?

En el año 2017 fueron reportados a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades en Estados Unidos 1,7 millones de casos, pero muchos casos no son reportados por lo que se calcula que la cifra en Estados Unidos ronda cerca de los 3 millones de casos.

Tanto hombres como mujeres pueden contraer esta infección, pero son más los reportados en las mujeres. La mayor tasa de infección está entre las mujeres entre 15 y 24 años de edad. La recomendación es que las mujeres sexualmente activas de 25 años o menores y las mujeres mayores con factores de riesgo tales como múltiples parejas o nuevas parejas se realicen anualmente pruebas de detección de Clamidia.

Síntomas de la infección por Clamidia

Los síntomas varían entre los hombres y las mujeres, veamos:

Síntomas de la infección por Clamidia en los hombres

Muchos hombres no perciben los síntomas de la infección por Clamidia. La mayoría no presenta síntomas. En los casos que manifiestan síntomas, estos aparecen 1 a 3 semanas después del contagio.

Entre los síntomas más comunes de la infección por Clamidia que se presentan en los hombres están sensación de ardor al orinar, secreción amarilla o verde en el pene, dolor en la parte inferior del abdomen, dolor en los testículos.

Si la infección es en el ano, los síntomas principales son secreción, dolor y sangrado en esta área. Y si la infección es en la garganta los síntomas incluyen dolor de garganta, tos o fiebre. Es probable portar bacterias en la garganta, sin saberlo.

Síntomas de la infección por Clamidia en las mujeres

Es probable que no presenten síntomas. En los casos donde se manifiestan síntomas, estos aparecen semanas después del contagio.

Algunos de los síntomas más comunes de la infección por Clamidia que se presentan en las mujeres son relaciones sexuales dolorosas, flujo vaginal, sensación de ardor al orinar, dolor en la parte inferior del abdomen, inflamación del cuello uterino y sangrado entre períodos menstruales.

En algunas mujeres esta infección puede llegar hasta las trompas de Falopio y desencadenar una afección denominada enfermedad inflamatoria pélvica, la cual es una emergencia médica y sus síntomas son fiebre, dolor pélvico severo, náusea y sangrado anormal entre períodos menstruales.

Si la infección es en el recto, los síntomas incluyen dolor, secreción o sangrado en el recto. Y si es en la garganta los síntomas incluyen tos, fiebre y dolor de garganta.

clamidia enfermedad transmision sexual malaga

Tratamiento de la infección por Clamidia

La infección por Clamidia o clamidiasis es fácil de tratar. Como es producida por una bacteria su tratamiento es con antibióticos. El antibiótico que generalmente se prescribe para tratar la infección por Clamidia es la Azitromicina, en una sola dosis grande. La doxiciclina es un antibiótico que debe ser consumido dos veces al día durante una semana.

También pueden ser prescritos otros antibióticos. No importa qué antibiótico prescriba el médico, lo importante es seguir muy cuidadosamente las instrucciones que éste dé para garantizar la completa  erradicación de la infección.

Es de vital importancia, abstenerse de tener relaciones sexuales durante el tratamiento. Es posible infectarse nuevamente con Clamidia, aunque anteriormente se haya tratado esta infección. A pesar de que esta infección es 100% curable, es importante prevenir contagiarse de nuevo con esta bacteria.

Complicaciones de la infección por Clamidia sin tratar

Si la persona infectada acude pronto al médico ante cualquier sospecha de tener esta infección, no se presentarán complicaciones.

Complicaciones en las mujeres

Algunas pueden desarrollar enfermedad inflamatoria pélvica, la cual puede provocar daños en el útero, el cuello uterino y en los ovarios. La enfermedad inflamatoria pélvica es una afección dolorosa, que con frecuencia requiere atención en un hospital.

Las mujeres pueden quedar estériles porque las trompas de Falopio, pueden quedar cicatrizadas. Las embarazadas pueden contagiar a su bebé recién nacido durante el parto, lo que puede desencadenar infecciones oculares y neumonía en su bebé recién nacido.

Complicaciones en los hombres

Algunos pueden desarrollar epididimitis, es decir, inflamación del epidídimo (tubo que sostiene a los testículos en su lugar) la cual es dolorosa.

La infección por Clamidia puede extenderse hasta la próstata y provocar fiebre, relaciones sexuales dolorosas y malestar en la región lumbar. Otra posible complicación es la uretritis por infección por Clamidia.

Estas son las complicaciones más comunes de la infección por Clamidia no tratada, lo importante es recibir atención médica lo más pronto posible.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba