fbpx

Menopausia y sofocos durante el verano

Sofocos en verano

El sofoco es uno de los síntomas más usuales que anuncia la llegada de la menopausia. El sofoco suele empeorar en el verano por la llegada de las altas temperaturas. Es el síntoma más molesto de la menopausia. Este síntoma lo padece el 80% de las mujeres que padecen la menopausia

Puede aparecer desde la primera fase de la menopausia, la perimenopausia cuando todavía la mujer presenta sus períodos menstruales, pero estos comienzan a ser irregulares.

Generalmente comienza como una sensación repentina de calor en la cara y en la parte superior del pecho, que viene acompañado por sudoración y palpitaciones, luego se extiende a todo el cuerpo, y dura aproximadamente entre 2 y 4 minutos.

El sofoco puede producirse una o dos veces al día, o incluso más seguido como un episodio cada hora durante el día y la noche. El sofoco diurno y el nocturno son similares, pero la diferencia radica en que el sofoco nocturno produce alteraciones del sueño. El sofoco nocturno despierta a la mujer, y luego se le dificulta logar conciliar de nuevo el sueño.

¿Cómo se produce el sofoco?

El sofoco es producto del desequilibrio hormonal generado por la menopausia, etapa fisiológica de la vida de la mujer en la que caen los niveles hormonales de estrógeno y de progesterona. 

La caída del nivel hormonal de estrógeno altera el normal funcionamiento del centro termorregulador del cuerpo de la mujer que se encuentra localizado en el hipotálamo (parte del cerebro localizada en la zona central de la base del cerebro que regula el funcionamiento del sistema nervioso y de la hipófisis o glándula pituitaria).

Esta alteración del normal funcionamiento del centro termorregulador del cuerpo de la mujer, provoca que se incremente la temperatura corporal, y como respuesta para intentar bajar la temperatura se genera una vasodilatación (ensanchamiento de los vasos sanguíneos) que se refleja con aumento de la temperatura de la piel, sudoración y enrojecimiento.

Recomendaciones para combatir el sofoco de la menopausia en el verano

A continuación presentamos una serie de recomendaciones para que las mujeres que padecen la menopausia combatan el sofoco durante el verano:

Hidratarse

Beber de 1,5 a 2 litros de agua diariamente para mantenerse bien hidratada.

Alimentación saludable

Debe apostarse por una alimentación saludable, donde predominen frutas y verduras. Se debe evitar la comida picante, y las grasas de mala calidad. También se debe evitar comidas abundantes, por lo que es útil distribuir la ingesta de alimentos diaria en más de 3 comidas.

Temperatura ambiental baja

Se debe tratar de mantener la temperatura ambiental baja usando un ventilador, o bien un aire acondicionado, también puede mantener las persianas bajadas en el día y levantadas en la noche.

Usar ropa fresca

Se recomienda el uso de ropa fresca, y si es necesario abrigarse en la mañana se debe vestir por capas, de esta manera la mujer podrá quitarse prendas cuando empiece a subir la temperatura. Debe procurarse usar ropa confeccionada con telas de fibras naturales como el algodón o la seda.

Se recomienda el uso de ropa fresca, y si es necesario abrigarse en la mañana se debe vestir por capas, de esta manera la mujer podrá quitarse prendas cuando empiece a subir la temperatura. Debe procurarse usar ropa confeccionada con telas de fibras naturales como el algodón o la seda.

No fumar

La nicotina actúa sobre el sistema nervioso central, y puede provocar que empeoren los síntomas del sofoco.

Limitar el consumo de bebidas calientes

Se recomienda limitar el consumo de bebidas calientes, ya que estas suben la temperatura corporal y provocar que se genere el sofoco. Tampoco son muy recomendables la cafeína y la teína.

Evitar el consumo de bebidas alcohólicas

Se recomienda evitar el consumo de bebidas alcohólicas, ya que puede empeorar los síntomas del sofoco.

Refrescarse aplicando paños fríos

Otra forma de combatir el sofoco en el verano es bajar la temperatura corporal con la aplicación de paños fríos. Para ello se moja una toalla con agua fría, y se coloca en el cuello y la frente. El alivio será inmediato y se podrá respirar un poco mejor.

Ejercicio de forma regular

Se recomienda que la mujer haga ejercicio regular, y realice alguna actividad que le permita relajarse. Se deben evitar las horas más calurosas, y si los ejercicios son en el exterior se deben hacer a primera hora del día o al final de la tarde, procurando un tiempo libre antes de la cena y de irse a dormir.

Tener un spray de agua a mano

También es útil tener a mano un spray de agua para rociarse con agua la cara y el pecho, y así podrá refrescarse de manera rápida y eficaz.

Beber bebidas frías

Beber una bebida fría permite reducir de manera rápida y eficaz la temperatura corporal

¿La terapia hormonal puede ser útil para combatir el sofoco?

La terapia hormonal solo está indicada en caso de que los episodios de sofoco sean muy fuertes, e impidan a la mujer llevar una vida normal. Esta terapia solo puede ser prescrita por el ginecólogo, ya que no es recomendable por los efectos secundarios que puede generar.

¿Es peligroso que la mujer tenga muchos episodios de sofoco?

Por si solos no son más que una molestia, pero si la mujer sufre con frecuencia más de 7 episodios diariamente, se recomienda acudir al ginecólogo porque puede ser un indicador de que los niveles hormonales pueden estar muy bajos, y la mujer está riesgo de padecer osteoporosis o enfermedad cardiovascular.

Con estas recomendaciones la mujer que sufre el sofoco de la menopausia puede disfrutar el verano sin mayores complicaciones, y tener una vida más cómoda durante el verano.

Allí donde estés este verano, estamos contigo. Videoconsulta Disponible

Recuerda estamos abierto, si tienes alguna consulta sobre SofocosGinecología en general no dejes de visitarnos o solicita tu video consulta online.

Ir arriba